Si hay un tema que ha sido siempre un valor sine qua non en la gestión que he desarrollado desde el equipo de gobierno ha sido, sin duda, la accesibilidad. Hacer que todas las personas, con diversas capacidades, se sintieran en igualdad de condiciones y consideraran a Benicàssim un municipio accesible, no es solo una obligación, sino que es un compromiso para el Partido Popular.

Recuerdo cuando al finalizar el pasado verano, una turista que lleva toda la vida veraneando en nuestra ciudad, me decía llena de sentimiento, que valía la pena todo solo por ver la ilusión con que su madre, que va en silla de ruedas, esperaba ese momento del verano para subirse a una silla anfibia y bañarse en el mar. Solo por eso, valía la pena esperar el paso de la dureza del invierno en su ciudad, para regresar a Benicàssim.

Por eso, durante los últimos años hemos ampliado las zonas accesibles de acceso a todas las playas de la ciudad. Por eso hemos duplicado los vestuarios y aseos adaptados en nuestra costa. Por eso, hemos duplicado las dotaciones de sillas y material anfibio en los baños adaptados.

Por este motivo también se creó una ruta accesible que permite recorrer la distancia entre el pueblo y la playa del Voramar, con viales y aceras adaptadas. Por eso, en todas las calles del municipio que se han remodelado, se han desarrollado ya los accesos para discapacitados. Como lo hicimos también en los parques infantiles que se han ido remodelando y, como en el de la Calle Torre Sant Vicent, ya existen juegos para niños con discapacidad.

Por eso también, en el próximo pleno vamos a proponer una inversión especial para hacer accesible la Casa de la Cultura con un nuevo ascensor y también la calle Encarnación Marzá va a remodelarse para convertirla en una vía accesible.

Pero estas acciones inminentes no serán solo las únicas. Porque nuestra voluntad es implantar dispositivos que permitan la movilidad adaptada a personas con discapacidades sensoriales. O la generación de una franja de respeto al paso en todo el municipio para que ni el mobiliario urbano, ni las mesas de las terrazas impidan el paso con normalidad. Y, un acción imprescindible y es la ayuda a los comercios y establecimientos para que adapten sus locales y Benicàssim sea un municipio 100% accesible.