No hay mejor medicina para emprender un proyecto que obtener el respaldo y el apoyo de la gente en la que confías, que sabes que no te fallará y que está tan comprometida como tú en trabajar con vocación de servicio a tu ciudad. Así me siento hoy tras haber recibido anoche en la Asamblea Local del PP, el apoyo de todos los afiliados y simpatizantes de la ciudad.
Durante los últimos ocho años, he tenido y tengo el privilegio de haber dirigido el gobierno de mi ciudad. No hay proyecto que me enorgullezca más como benicense que trabajar por mis vecinos y que hacer grande mi ciudad.
Durante estos últimos cuatro años, el trabajo al frente del ayuntamiento ha sido arduo, pero el resultado salta a la vista. Hemos cumplido la casi totalidad de las propuestas del programa electoral con que concurrimos en el año 2015. y no solo eso, sino que hemos impulsado proyectos que, por su complejidad y dificultad, ni siquiera soñábamos poder ejecutar al 100%. Así, nos comprometimos a desbloquear el ostracismo en que había caído Villa Elisa, pero la realidad es que además hemos conseguido que la Generalitat pague su deuda y hemos logrado el apoyo de la Diputación para rehabilitarla y ponerla en marcha definitivamente. Nos comprometimos en dar valor a la Torre de Sant Vicent, pero ademas, hemos rematado el proyecto restaurándola íntegramente y convirtiéndola en un centro de interpretación. Así han sido muchos los proyectos en los que se ha avanzado más de lo que podíamos imaginar, como el impulso de la puesta en marcha de tanatorio o la consecución de los terrenos, permisos y proyecto para prolongar la CV-149.
Hemos hecho más grande Benicàssim y es todo un logro, porque la heredamos sumida en una deuda terrible que con 17 millones, que la tenía al borde de la quiebra y con una ciudad angustiada por la ZAS y con decenas de negocios y empresas cerrando sus puertas. Ahora, no solo se abren empresas, llegan nuevos festivales e inciativas, se abren hoteles y se construyen viviendas, sino que además, hemos reducido el paro en más de un 34% en los últimos ocho años y seguimos creciendo.
Ayer fue un día lleno de emociones, pero sobre todo fue un día para cargar pilas y perfilar las primeras líneas de los proyectos con que concurriremos a las elecciones de 26 M. Unos proyectos que pasan por implantar un bus circular, poner en marcha medidas que dinamicen la banda municipal, poner en marcha la gestión del CEAM como un centro de día y atención del alta calidad para nuestros mayores. Un proyecto de ciudad donde se creen nuevas infraestructuras, donde se sume a la gente, donde lo importante serán los ciudadanos y sus necesidades. Donde el principal objetivo será hacer grande Benicàssim con lo más importante que necesita una ciudad para afrontar el futuro, las ganas de trabajar y la ilusión.