A menos de cien dias de las elecciones municipales quiero hacer una reflexión sobre la importancia para cada pueblo, o ciudad, del resultado que puedan obtenerse de las mismas.

Siempre he creído que el ejercicio del voto en unas elecciones es mucho mas que un derecho, sobre todo en unos comicios muncipales dónde se decide el dia a dia de nuestras vidas. De otra parte opino que, cada voto depositado es una gran responsabilidad para quienes nos dedicamos a gestionar los recursos de nuestros vecinos.

No me pasa inadvertido el desencanto de una parte de los ciudadanos con la política pero permítanme que ponga en valor el trabajo diario de muchas personas decidicadas a esta noble tarea y que, día a día, nos esforzamos por trabajar en nuestros municipios para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos.

No creo que este sea el momento para políticas revolucionarias que pretendan destruir lo construido con una crítica fácil, ni momentos de promesas disfrazadas de quimeras, que no son mas que antiguas ideas ya fracasadas que cayeron con el muro de Berlín y que, actualmente, estan sumiendo en la mayor ruina a paises latinoamericanos que devenian en economías pujantes.

Creo que España se ha construido y crecerá desde el consenso, no desde la ruptura.