Anteayer recibimos la visita del Conseller de Gobernación junto a su equipo y propiciamos un foro de trabajo en el que los empresarios de un sector tan importante como el de establecimientos de turismo y ocio en Benicàssim, pudieran manifestar sus inquietudes e intercambiar opiniones, haciendo llegar la voz del tejido empresarial directamente a quienes toman decisiones que, una vez transformadas en decretos, tienen una repercusion en su sector.

Siempre he creído y apostado por estas formas de trabajo, las directas, sin demagogias, las que permiten reunir alrededor de una misma mesa a ciudadanía, técnicos y políticos, trabajando de la mano para conseguir un mismo objetivo: Generar empleo.

La realidad demuestra que en los últimos años Benicàssim ha experimentado un incremento de actividad con nuevos negocios que han permitido el despertar de un municipio y de un sector como el del ocio y restauración, con locales de calidad que no sólo permanecen abiertos en temporada estival sino que contribuyen a dinamizar nuestro muncipio durante todo el año.

Y así es como Benicàssim va creciendo, buscando desde la política municipal, fórmulas de colaboración que nos permitan trabajar conjuntamente, haciéndonos todos participes de las decisiones que tienen repercusión directa en el día a día de la ciudadanía.