El pasado lunes tuvimos la oportunidad de conocer el cartel artístico de lo que será la XXI edición de un nuevo Festival Internacional de Benicàssim (FIB); un cartel que marca una nueva década y bajo una nueva dirección que, en poco tiempo, ha sabido entender la filosofía que ha dado éxito al festival porque el FIB, ademas de buena música, es mucho más.

FIB, es vivir un festival al mismo tiempo que se disfruta de Benicàssim, de nuestras playas, nuestro paisaje, nuestra gastronomía y, sobretodo de nuestra gente.

FIB, es un ejemplo de integración y perfecta armonía de convivencia entre el público que llega con pretensión de pasárselo bien y vecinos y vecinas que les aportan nuestro principal valor, la hospitalidad y tolerancia, consiguiendo que ningún fiber se encuentre extraño en Benicàssim.

FIB es aunar sinergías entre la organización y Ayuntamiento, sin dejar de lado a nuestro mejor activo, el tejido empresarial local, representado por vecinas y vecinos de Benicàssim que quisieron acompañar al equipo de Melvin Benn en, tal vez, la presentación mas esperada, entendiendo que su presencia era la mejor manera de demostrar su compromiso y apoyo a la continuidad del festival de Benicàssim. A todos/as, muchas gracias.

Ahora, más que nunca, Benicàssim es FIB y FIB es Benicàssim.