No hace muchos días recibí en el Ayuntamiento a un grupo de escolares del colegio Santa Águeda y al preguntarles qué era para ellos lo más importante de Benicàssim , una alumna me contestó que, “La Garrofera” porque, según explicó, “pone las pilas a los abuelos” . El comentario me resultó de los más gracioso, pero enseguida me di cuenta de que desde su inocencia tenia toda la razón.

 La Asociación de Jubilados y Pensionistas “La Garrofera” de Benicàssim, nació de manos de gente voluntariosa, con perspectiva de futuro allá por finales de los años 70 y sigue ahí, siendo un referente en cuanto a número de socios, como de actividades que realizan durante todo el año pero, sobre todo, su presencia social en Benicàssim.

 Consigue ponerles las pilas a nuestros mayores, invitándoles a afrontar el presente y el futuro llevando una vida activa, participativa, convirtiéndose en una pieza importante del engranaje de nuestro pueblo. Ya que sin la participación de nuestros mayores, Benicàssim seria menos Benicàssim.

 En nuestro proyecto popular, “Por las personas“, los mayores juegan un papel fundamental y, como alcaldesa, trabajo en la defensa de sus necesidades e intereses, compartiendo asambleas, reuniones, charlas formativas, actos culturales y festivos, en definitiva, buenos momentos con todos ellos. También poniéndoles cara y ojos a algunos de sus problemas, haciéndome eco de sus demandas desde el primer día, trabajando por y para la gente de mi pueblo, porque así es como concibo la política.